Sabores ancestrales: El Huitlacoche

El maíz tiene un «parásito» que lejos de ser algo malo, es una bendición de los dioses antiguos. Se trata del hongo Huitlacoche, un alimento tradicional que se usa en la comida mexicana y que tiene la facultad de complementar todos los aminoácidos que nuestro cuerpo necesita. Conoce más en nuestra sección «Sabores Ancestrales» donde te presentamos alimentos sabrosos, nutritivos y tradicionales de México.

Por Margarita Losada Vargas/ Foto destacada extraída de Hablemos Claro

Huitlacoche: Del náhuatl huitla (excremento) y cochi (sueño o dormir) 

Cuando el maíz se echa a perder, aparece el huitlacoche -dijo la señora del mercado mientras  ordenaba su puesto de venta y yo le preguntaba por una y otra cosa que veía por ahí-. Es un hongo que, por la humedad, crece entre los granos de maíz -continuó-. Un alemán que vino por aquí dijo que en otros países creían que era una plaga y que quemaban los cultivos “infectados” pero en México, lo cocinamos y sabe delicioso. 

El nombre del hongo es Ustiligo maydis y, en efecto, es considerado como una enfermedad para las plantas de maíz. Su tamaño es microscópico y cuando llega, inflama los granos de la mazorca generando una especie de tumores de color gris oscuro. Existen muchos modos de preparación pero como más se usa es con tortillas, en quesadillas o como guisado para acompañar, aunque en algunos restaurantes puedes encontrar también pasta o lasagna de huitlacoche.

Su sabor es particular, muy cercano al de los champiñones o el portobelo, con un matiz un poco más intenso. Su olor es neutro pero varía dependiendo de con qué lo vayas a mezclar. 

100 gramos de huitlacoche le aportan a tu cuerpo:

Calorias  Grasa  Carbohidratos  Proteína 
40 0.44 7.88 3.38

Hoy hace parte de las delicias de la cocina mexicana y es una muy buena opción para incluir dentro de tus hábitos alimenticios. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *