El mariachi. Los cambios durante los tiempos de Maximiliano de Habsburgo

Maximiliano de Habsburgo, un gran aficionado de las bodas y las bandas que tocaban en ellas, así como de los trajes de charro. Fue gracias a él que el mariachi tomó un papel aún más fuerte dentro de las tradiciones de nuestro México lindo y querido.

Por: Abigaíl Miranda.

«Le marriage», del francés: La boda, palabra que el entonces emperador de México pronunciaba frecuentemente hasta que a estas bandas se les nombró oficialmente como «El mariachi».

El mariachi es un símbolo de identidad mexicana, considerado en noviembre de 2011 por  la Unesco que inscribió como «El Mariachi, música de cuerdas, canto y trompeta como integrante de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad»

Representan a la nación por sus melodías alegres, tiene sus orígenes desde la Nueva España que mezclaba notas con influencias occidentales importadas de Europa, de los pueblos africanos y los indígenas. Sin embargo, durante el imperio de Maximiliano de Hasburgo, el mariachi fue tomando fuerza y una identidad hasta tener el nombre oficial con el que le conocemos.

Las bandas originales no vestían de charros hasta principios del siglo XX, que se popularizó su vestimenta completa, así como el sombrero que era más pequeño y se modificó hasta ser el grande  de charro que conocemos actualmente. Tampoco incluían trompetas en sus inicios y se fueron agregando con el paso de los tiempos.

El mariachi no es una creación del Segundo Imperio Mexicano, pero si sufrió de algunas modificaciones, para llevarlo a la forma en que lo conocemos en la actualidad.

Lo que si podemos es demostrar que se ha mantenido gracias a la alegría del pueblo mexicano y grandes artistas que han sabido hacer de su música un elemento importante dentro del patrimonio del pueblo mexicano.


«México lindo y querido
Si muero lejos de ti
Que digan que estoy dormido
Y que me traigan aquí…»

                    Chucho Monge.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *