9 de marzo. Un día sin mujeres, atacado por el machismo

«Un día sin mujeres», la iniciativa al paro nacional femenino que en una parte del sector fue reconocido, y por la otra lleno de machismo, burlas y críticas.

Por: Abigaíl Miranda

El día 08 de marzo, las mujeres de México y el mundo salieron a las  calles a manifestarse para protestar por sus derechos y buscar justicia ante la ola de violencias y feminicidios.

Específicamente en México, el día de ayer, se llevó a cabo a la iniciativa del paro nacional «Un día sin mujeres», el cual incitaba a la sociedad femenina a parar el día lunes sus actividades, no comprar, salir a las calles, consumir, llevar a los hijos a las escuelas para que, de esta manera, intentar frenar la violencia de género. Representando como sería un país solitario, sin mujeres debido a las desapariciones, violaciones, asesinatos misóginos.

Sin embargo, la sociedad machista no perdió la oportunidad para demeritar el movimiento femenino, acusándolas de «huevonas», «exageradas», «a nosotros también nos matan y no andamos haciendo paro».

Instituciones y calles del país se vieron vacías este lunes, ausentes del personal femenino. Muchas escuelas prefirieron suspender actividades pues más de la mitad de su personal y estudiantes son mujeres. Los medios de transporte se miraron, desde las primeras horas del día vacíos. En general, hospitales, las taquillas del metro y comercios sufrieron por la ausencia de mujeres.

Sin embargo, hubo un sector de la población femenina asistió a sus labores como enfermeras y doctoras, asegurando que no era porque estuvieran en contra del movimiento, sino porque su ayuda era fundamental para la sociedad y podían participar al movimiento de otra manera. Otras tantas argumentaban que iban a trabajar bajo amenaza, ya siendo por el  descuento de su día laboral o despidiéndolas del mismo.

Un estudio calculó que, si todas las mujeres mexicanas pararan sus actividades, habría una pérdida por 1,750 millones de dólares.

Se registraron cinco feminicidios en el país durante el día de ayer, a pesar de las marchas de protesta. Son pequeñas acciones que buscan erradicar la violencia de género en el país y el mundo, no cambiarán de un día a otro. Pero alguien debe iniciar con este cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *