Crónica: Liberando tortugas en la costa pacífico de México, mucho más que turismo

*Nota del Autor: Esta crónica se reporteó en febrero y se redactó durante marzo mientras el Covid-19 sólo era una amenaza. Al momento de publicarse Puerto Escondido se mantiene cerrado para actividades turísticas por parte de la Secretaría de Marina, con el fin de prevenir contagios de coronavirus. Sin embargo, la compartimos de todas maneras porque esta pandemia pasará, y entonces podremos conocer el trabajo que se realiza con las tortugas en la costa oaxaqueña.

En la costa del Estado de Oaxaca se puede vivir una experiencia única: liberar tortugas golfinas en su primer día de vida. Una actividad a la que se puede acceder con cualquier agencia turística local y que ayuda a conservar esta especie. Aquí te contamos cómo llegar y en qué consiste esta vivencia que va mucho más allá del mero turismo. 

Por David Ortiz / @Antónimo_Crisógono

Puerto Escondido es un rincón de la costa del Estado de Oaxaca que tiene muy bien puesto el nombre. Está a 252 kilómetros de la capital Oaxaca de Juárez, por un camino lleno de curvas para el que debes estar concientizado de pasar en una combi. Hay una opción en un bus más cómodo, pero tarda 12 horas. Así que si eres alta o alto, debes prepararte para no ir tan cómodo, pero considera desde ya que el destino vale la pena todo el esfuerzo. Es bellísimo y te podrás relajar disfrutando de la naturaleza.

Son hasta 35 las actividades turísticas que se pueden vivir en Puerto Escondido, una pequeña ciudad costera que es famosa a nivel mundial por ser el mejor punto para surfear de México. Esto porque allí se encuentra una playa llamada Zicatela, que gracias a una rompiente se convierte en la tercera mejor playa para surfista de todo el globo.

También está la famosa Playa Carrizalillo, prácticamente una alberca con oleaje. Está encajonada y por ello protegida de las corrientes, así que es un lugar maravilloso para pasar el día en el agua.

Ya para cuando empieza a atardecer puedes anotarte en un tour que te permitirá acceder a una experiencia maravillosa: Liberar Tortugas. Eso fue exactamente lo que hicimos en Tierra Culta.

El primer día de una tortuga

Tomar un tour para liberar tortugas es sencillo, solo debes acercarte a una agencia de turismo. Cuando lo tomas te preguntas ¿cómo se llega a lucrar con el nacimiento de una tortuga? Si se te cruza esa idea estarás cuestinándote durante el trayecto entre la salida de tu viaje y el arribo a la playa Bacocho. Allí te encontrarás con una grata sorpresa.

Al llegar nuestro guía nos indica que vamos a conocer un «campamento tortuguero» donde la comunidad se preocupa de dejar los huevos que noche tras noche recolecta por la playa. ¿Por qué los recolectan? Pues para ayudar a la conservación de la especie golfina.

Campamento Tortuguero en Bacocho. Cada palito tiene huevos de tortugas enterrados en la arena. Foto: Tierra Culta México.

Según nos explica nuestro guía, antiguamente las tortugas eran usadas como fuente de alimento para la población local, esto junto a la contaminación del mar con basura estaban reduciendo considerablemente su población al punto de dejar a la tortuga golfina en peligro de extinción

Desde que Puerto Escondido se comenzó a hacer famoso y el turismo tuvo mayor preponderancia en la actividad económica de la zona, la comunidad cambió su actitud frente al medio ambiente. En las playas donde antes faenaban ejemplares de distintas especies para comerlos, comenzaron a tener más conciencia de lo importante que era la fauna local e inició una serie de cuidados que contribuyeron a dejar de cazarlas.

Cuidar las tortugas en comunidad 

Desde entonces se lleva adelante un programa de cuidado en que la comunidad recolecta sus huevos durante la noche para llevarlos al campo tortuguero. Esto para ayudar a que nazcan, protegiéndolos de depredadores naturales, y también ayudando a regular la temperatura que necesitan los huevos para crecer.

Las tortugas golfinas, además de otras especies como la prieta y la laúd, sufren la pérdida de gestación de huevos por el aumento dela temperatura ambiental de sus puntos de anidación.

En Oaxaca se han registrado temperaturas dentro de la arena superiores a los 34 grados celsius, esto provoca la disminución de eclosiones de huevos y el nacimiento mayoritariamente de hembras, como lo indica un reportaje de Cienciamx.com. 

En los campos tortugueros se reubican los huevos bajo la sombra, ayudando a que se desarrollen y nazcan más tortuguitas de las que nacerían en condiciones silvestres. Facilitando también que aumente el número de machos para poder procrear y continuar la especie. 

La comunidad local se hace parte de este proceso. Foto Tierra Culta México.

Cuando te sumas al tour, realizas un aporte indirecto a este trabajo. Y realmente es una experiencia bellísima participar del primer día de vida de una tortuga golfina, razón por la que cada día cientos de turistas pagan por llegar hasta este rincón del Estado de Oaxaca.

En el campamento tortuguero te entregarán una pequeña vasija (similar a una jícara) donde podrás elegir una o dos de las tortugas que aletean tiernamente recién nacidas.

Miguel Angel Fierro es guía de naturaleza y nos cuenta a Tierra Culta: «Este campamento es una unidad de manejo ambiental, estos son lugares donde el Gobierno te otorga un permiso para cuidar ciertas especies, en este caso tortugas. Con ello lo que se hace también es mover actividad la economía del pueblo (con el turismo). La gente se dedica a recorrer la playa en la noche para recuperar los huevos y traerlos a los campamentos. Aquí se hace un monitoreo de gestación de tortugas que va de 30 a 45 días y después de esto el huevo eclosiona y la tortuga nace».

 

«¡Híjole amigo! La verdad es que es algo increíble, este es mi trabajo, pero la verdad es que es algo indescriptible ayudar al medio ambiente y ver las tortugas nacer. Los humanos nos depredamos nosotros mismos al depredar el medio ambiente y el poder ayudar es importante. Es una pena que no incremente la población de tortugas, pero al menos mantenemos estable los nacimientos para que ya no disminuyan», nos expresa el guía cuando le preguntamos por la visión que tiene con su trabajo.

Una vez que cada turista tiene las tortugas que ayudará a llegar al mar, nos acercamos a la orilla para poner sobre la arena los ejemplares pequeñitos de golfinas que empiezan a moverse buscando el mar. Su destino en el primer día de vida es ser cubiertos por las olas del Océano Pacífico.

Es allí cuando en medio de la puesta de sol de este hermoso paisaje ponemos las pequeñas tortuguitas a caminar hacia su hogar.

En la siguiente serie de imágenes te dejamos un retrato de este hermoso momento y finalmente un video de nuestro canal de youtube.

Cuidador de Campamento Tortuguero delimitando la línea desde donde deben salir los recién nacidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *