Pueblos indígenas, muchas de las comunidades son de los grupos más vulnerables ante la pandemia del Coronavirus

En la siguiente nota se presenta una parte de la realidad de las comunidades indígenas que viven en condiciones muy vulnerables ante los contagios y secuelas del Covid-19; debido a la aguda carencia y en muchos casos directamente de pobreza en que habitan, por lo mismo, el omiso caso a permanecer en casa cuando hay necesidades más grandes como ir al exterior para alimentarse. La desigualdad se agudiza, y eso te lleva a la exposición.

Por: Abigaíl Miranda.

En repetidas ocasiones, hemos escuchado, leído que, una de las más grandes tragedias de la colonización hacia los pueblos indígenas latinoamericanos no fue sólo el arrebato de riquezas patrimoniales y culturales, sino el índice altísimo de muertes provocadas por las enfermedades que traían desde el viejo mundo.

Ayudando a los colonizadores a exterminar sus «amenazas» por medio de las guerras bacteriológicas. Después de casi 500 años, la sociedad de América ha aprendido a convivir con las diferentes enfermedades infecciosas con las que se ha enfrentado a lo largo de la historia.

Pero, ¿Qué sucede con los pueblos indígenas?, esos  que no sólo intentan recuperar lo arrebatado, sino que, en su mayoría se encuentran en situaciones económicas deplorables.

En muchos casos, estos tratan de mantenerse en el aislamiento del demás sector de la población, sin embargo, muchas personas externas han llegado a penetrar en sus aldeas, ya sean cazadores o los mismos habitantes que salen  a la ciudad por sustento.

Brasil  cuenta hasta el momento con 25684 contagiados de Covid-19,  posicionándolo como el país con más contagios de latinoamérica, de los cuales, un pequeño sector de la población indígena «aislada», ha muerto por esta misma pandemia sin recibir atenciones adecuadas y convirtiéndose en unos de los sectores más vulnerables pues, muchos han permanecido fuera de la orbe y sus cuerpos no han desarrollado inmunidad a ciertos tipos de enfermedades que hacen aún más fuerte la propagación de este virus.

En México, los contagios han llegado a 5339 casos, de los que se han registrado muertes por habitantes de pueblos indígenas que presentaban los síntomas de Covid, pero que no llegaron a tener una atención médica adecuada y, en su defecto, no se conoció si fue otro caso más del muy temible Coronavirus.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El país atraviesa una situación crítica al igual que el mundo entero. Pocos insumos,  insuficiente personal médico y poca preparación, los protocolos de seguridad no son atendidos por la sociedad ante la creencia de «ser falso», la ignorancia y, lamentablemente la desigualdad económica que no puede permitir a la mitad de la población a permanecer en casa. México es un país que prefiere morir de Coronavirus que morir de hambre.

México no está preparado para la nefasta fase 3 a la que nos aproximaremos en unas semanas y quienes se encuentran en una etapa más vulnerable son aquellos pueblos indígenas a los que un hospital les queda cercano a 6 u 8 horas de camino a pie, que no cuentan con clínicas de salud, medicinas, agua, luz eléctrica e inclusive la discriminación de la demás parte de la población.

Cuando el brote alcance sus máximos picos de infección, muchos de estos pueblos llenos de pobreza serán los primeros en perecer, sin saber el verdadero diagnóstico de su muerte. Y, según algunos expertos, para las comunidades más aisladas, el coronavirus no tendrá impacto alguno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *