Autor chileno contará la historia de cómo los mineros del Desierto de Atacama ayudaron a expulsar a los franceses en el siglo XIX

A pocos días de que el libro esté impreso “México Paisaje de Copiapó”, del escritor chileno Víctor Munita Fritis. Una obra que nos cuenta la historia de cómo los mineros del Desierto de Atacama ayudaron a reunir fondos para colaborar con México en la Segunda Intervención Francesa. Un evento histórico que tuvo inesperadas derivaciones llenas de anécdotas y donde Munita nos propone un trabajo que mezcla de historia con pinceladas de poesía.

Un libro lleno de relatos históricos cruzados entre México y Chile, donde la pequeña ciudad de Copiapó, capital de la Región de Atacama en el norte de ese país, es protagonista en el trabajo del que el escritor Víctor afina los últimos detalles antes de su publicación. El autor oriundo de esta ciudad y que se cataloga más bien como un “coleccionista o recopilador” de historia, cuenta con diversas publicaciones previas de poesía y patrimonio, algo que en este trabajo se cruza para entregar un producto muy especial.

Logo del proyecto
Logo del proyecto

“El cruce de la historia y la literatura es evidente, ya que muchos relatos de los que se cuentan son escritos realizado por cronistas quienes sirven para ordenar los procesos históricos que dan vida a los hitos que deseo contar”, nos cuenta Munita.

Todo comienza con el interés de Munita por desarrollar algún enlace con México, es ahí cuando conoce casualmente la existencia de la Escuela Pública “Copiapó”, ubicada en Iztapalapa. ¿Por qué se llamaba así una escuela a más de 6 mil kilómetros de distancia, con el nombre de una pequeña localidad del norte chileno? La historia que se escondía detrás es inmensa.

Paisaje de Copiapó de David Alfaro Siqueiros en Escuela Copiapó en Iztapalapa

 

 

 

Todo se remonta a los 40, cuando David Alfaro Siqueiros por intermedio de Pablo Neruda se va a Chile tras atentar contra León Trotksy. Es allí que pasa una temporada en Copiapó, ciudad enclavada en un pequeño valle en medio del desierto. El paisaje le conmovió. Pasan los años y en la década del 70 cuando el Salvador Allende y Luis Echeverría estrechan relaciones entre el gobierno de Chile y México, es que se construye una escuela en Iztapalapa en cuyo interior un mural de Siqueiros lleva por título “México Paisaje de Copiapó”. Una pintura inquietante que va acompañada de un busto de Allende y una placa en que se menciona cómo los mineros copiapinos ayudaron fraternalmente a Benito Juárez a expulsar a los franceses en el siglo XIX.

La segunda intervención francesa fue seguida de cerca en todo Latinoamérica. Munita nos explica que: “Esta invasión provocó un gesto de hermandad pocas veces visto en el contexto internacional; en donde Chile se hizo parte con apoyo desde Santiago, La Serena, Valparaíso y sobre todo Copiapó que fue la que alcanzó mayor notoriedad en América, en donde el pueblo de Copiapó de Chile, sintió como una afrenta propia, dicha invasión decidiendo apoya; entonces la ciudadanía organizada por las familias Gallo, Matta y Goyenechea, además de las mujeres de la ciudad, quienes buscaron los donativos –golpeando puertas- para esta injusta ofensiva contra el hermano país”.

“Este acto copiapino movilizó también a otras ciudades chilenas. El poeta y político Guillermo Matta Fue un principal agente internacional en Colombia y Venezuela por esta causa. Copiapó entero se congregó para beneficiar a los hospitales de sangre y al ejército de México que en media hora de un acto cultural y político, recaudó la suma de $218.00, en total fue de 4.668.00 mil pesos y esa cifra se duplicó en una segunda remesa enviada”, nos relata Víctor Munita.

Escuela primaria y nocturna "Copiapó" en Iztapalapa, México
Escuela primaria y nocturna «Copiapó» en Iztapalapa, México

 

 

Además, en varios capítulos que comento del libro hablo de los poetas que se plegaron a la revolución de 1859 que dio paso al sentimiento de Fraternidad Latinoamericana, como Pedro León Gallo, quienes escribía notables sonetos; Guillermo Matta quien era un poeta reconocido internacionalmente; Valentín Magallanes y el poeta Ramón Escuti Orrego quien escribieron versos a los Zuavos de Chañarcillo (los trabajadores de esa mina de plata); pero el autor esencial de la revolución fue Ramón Arancibia, autor del himno revolucionario y marsellesco, denominado: «La Constituyente», que las tropas y el pueblo cantaban más allá de los años del siglo XIX.

Placa que recuerda el momento histórico en escuela Copiapó de Iztapalapa, México.

Un libro que tiene el sentido de ser un relato muy apegado a la literatura, utilizando la historia como soporte de un sentido fraterno entre países que solo se puede contar mediante la sensibilidad de los artistas de la literatura, el dibujo y la fotografía.

Portada del libro
Portada del libro

El libro ha sido apoyado mediante la Beca de Artista Destacado de la Región de Atacama, correspondiente al 6% de cultura entregado por el Consejo Regional CORE y el Gobierno Regional de Chile. Apoyado por Corporación Cultural y Deportiva Municipal de Copiapó.

Debido a la pandemia que afecta al mundo, el libro que debía ser lanzado en abril y mayo será lanzado en septiembre en Chile y en los meses de octubre, noviembre y diciembre del presente año en México.

 

Más información en www.mexicopaisajedecopiapo.com

 

VER ENTREVISTA EN GUADALAJARA:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *