El historiador de Huichapan Nicandro Pacheco nos habla del libro México Paisaje de Copiapó

A continuación  entregamos las palabras dadas en la presentación del libro México, paisaje de Copiapó, del escritor chileno Víctor Munita Fritis, el día jueves 26 de noviembre de 2020, en la Casa de Cultura de Huichapan, Hidalgo; por el historiador Nicandro Pacheco Nava.

 Cuando intento recordar ¿cuál es la primera idea que se me viene a la mente cuando escucho el país de Chile? o, ¿cuál es la primera imagen o idea que tuve de Chile en mi niñez?, lo primero que se me viene a la mente, o la relación que hago con dicho país son los futbolistas Carlos Reynoso u Osvaldo Castro “pata bendita”, quienes realizaron brillantes carreras deportivas en la década de los setentas en nuestro país; después en 1977, cuando adquirí un libro sobre la muerte de Allende, Salvador, el Presidente chileno… por lo que, para cuando me invitaron a la presentación de este libro, primero me sentí halagado y después, lo primero que se me vino a la mente fueron: los 33 mineros (32 chilenos y un boliviano) atrapados en su mina, quienes afortunadamente fueron rescatados después de 69 días, hace diez años…; ya después repensando un poco más: Pablo Neruda con sus Odas que me maravillan y, la película “El cartero de Neruda” basada en la novela de Antonio Skarmeta… claro también, el festival internacional de la canción de Viña del mar… y ¿por qué no al cantautor Víctor Jara?… o al papel del diplomático mexicano Gonzalo Martínez Corbalá, en la embajada mexicana de Santiago en los aciagos días de septiembre de 1973… por lo que mis saberes sobre Chile son limitados… y porque no es momento de recordar a Pinochet o a los neoliberales seguidores de la Escuela de Chicago…
Curiosamente, el drama de los mineros fue a una distancia de 45 kilómetros y en la misma provincia de donde COPIAPÓ es la capital de la provincia de Atacama. Zona desértica y telúrica del norte del país de Chile, a unos 800 kilómetros de Santiago la capital; los mineros, como se comentó, duraron más de dos meses, , a unos 800 metros de profundidad cuando la mina se derrumbó y fueron seguidos por todos los ojos del mundo en su drama y rescate en el otoño de 2010… cabe informar que aquí en la radio local “Radio Huichapan”, se produjo un programa: “13 cartas para los 33” que se ha de conservar en su audioteca. De Copiapó, es el autor y la maravillosa historia que nos presenta y que para un servidor era desconocida, por igual imagino que muy pocos de mexicanos la conocen: una historia de fraternidad, solidaridad y compromiso panamericano.
 Víctor Munita Fritis, el autor del libro México, paisaje de Copiapó es un copiapino de cuarenta años, dedicado al escribir, al crear y al investigar… más dado a la poesía, ha transitado, por el teatro, la radio y la pedagogía… ya tiene en su haber quince libros escritos desde 2010… es todo un personaje y gran personaje, porque ha unido lazos y puentes desde las tierras australes a estas tierras del norte del continente: México… el pretexto, algo que también en lo personal desconocía: en su visita a México, del Presidente Salvador Allende en 1972, solo tenía, un servidor, referencia de su magnífico discurso mensaje ante universitarios en la perla de occidente: Guadalajara, se inauguró en Iztapalapa, por allá por donde estaban los tiraderos de Santa Cruz Meyehualco una Escuela Primaria que lleva el nombre de Copiapó, con el último mural pintado por David Alfaro Siqueiros.
 Cuando vi esta información, enseguida creía que era donde está la famosa “Cabeza de Juárez”, sobre la Zaragoza en la salida a Puebla; no, a dos kilómetros de distancia hacia el suroeste de dicha edificación está la institución educativa…, inaugurada por el año de Juárez… hoy, con la magia del internet, que la información la tienes en la punta de los dedos, he podido constatar esto, y, ha despertado también mi curiosidad, por saber más y por visitar y conocer dichos lugares en la ciudad capital… y ¿por qué no, algún día conocer Copiapó?.
 Copiapó, es una palabra aguda, tiene gran familiaridad con los nombres de nuestras comunidades en la región: Bathá, Dañú, Huminí, Cuaxithí, Manguí, Manguaní, Bomanxothá, Bajhí, Bothé, Banzhá, Mamithí, Dongoteay, Maxthá, Dothí, Comodejhé… palabras otomiés o ñañhús… si pusieron atención mencioné cinco comunidades de Nopala, cinco de Tecozautla y cinco de Huichapan… «Copiapó viene de una lengua ancestral chilena de las llamadas amerindias, como el: mapuche, quechua, nahua, diaguita, aymará, taino, pascuense y guaraní…» así como el maya, el náhuatl, el chol, el totonaca, el zapoteco… nuestras lenguas americanas de centro y Norteamérica… «Copiapó, por el río del mismo nombre, del valle y de la región diaguita, que significa “Sementera de Turquesas” del quechua Copay: color azul claro y Yapu: tierra arada; hay quienes lo hacen venir de la combinación Aymará y quechua, en 1774 los españoles le llaman Villa de San Francisco de la Selva de Copiapó, habitada por indios quechuas bajo la dominación de los incas. Departamento minero, la ciudad más importante de Atacama, antiguamente capital de la minería chilena y que en sus gloriosos años del siglo pasado (antepasado) produjo a un conjunto de hombres que, enriquecidos por la plata regional, hicieron revoluciones y llevaron a todos el progreso.(1)
 Se dice que hay libros que se leen de una sola sentada; otros se leen porque se leen, más cuando son lecturas obligadas por la escuela y otros más, que se leen a sorbos… se detiene uno… reflexiona… y se sigue leyendo… dijeran los que saben: es como saborear un buen vino, que donde Chile también tiene un gran prestigio… por tanto, este libro México, paisaje de Copiapó es un libro que debe leerse sorbo a sorbo… para lo que Munita realizó, una ardua investigación en diversas fuentes bibibliográficas, hemerográficas, documentos diversos y webgráficas no solo para darle soporte a su obra, sino que refleja en el gran valor que tiene este libro… sobretodo para nosotros, la experiencia y saberes adquiridos por Munita de nuestro país, sonroja y sonrojaría a cualquier mexicano, porque es un libro con demasiadas, amplias e interesantes referencias…
 Cuando hace una semana tuve en mis manos este libro, lo primero que me llamó la atención es que la tipografía y el diseño; dos, las múltiples referencias ya mencionadas me hipnotizaron, porque no solo nos hablan de Copiapó, sino también de México y Europa en una sincronía de tiempo en esos turbulentos años desde inicios del siglo XIX, años de lucha de independencia americana y coincidentemente del nacimiento del personaje central de esta historia: Benito Pablo Juárez García, el Benemérito de las Américas…
 Benito Juárez fue apoyado con recursos económicos por liberales chilenos de Copiapó en la guerra de intervención francesa y que en su momento empoderó el segundo imperio, algo que desconocemos y deberíamos agradecer a los hermanos chilenos, cierto que en dichos años, la corriente literaria predominante era el romanticismo y donde ya pugnaba el realismo, por lo que el también copiapino y chileno Político y Poeta Guillermo Matta ofreció hasta su sangre; una historia patria que cada uno de nosotros conocemos con sus propias particularidades, más llenas de lagunas y asociadas con juicios y epítetos… que de una información vasta y confiable que necesitamos… pues este magnífico libro viene a llenar esa laguna de desconocimiento, sobre tan importante etapa de nuestra historia nacional…
 Dijeran mis hijas, no quiero ser un “espoiler”, aquellos que cuenta una historia sin que nadie se los pida y el interés por algo se pierde, porque ya se conoce hasta el final… dejo en ustedes la oportunidad de acercarse a este gran libro, que representó para el maestro Munita, su autor, abrevar en las referencias históricas de toda nuestra América como espacio codiciado y expoliado primero por españoles, portugueses, franceses e ingleses y, hasta holandeses… y, ya en la vida independiente en el siglo XIX, de cada una de las grandes y hermanas naciones: los ingleses y los franceses los más descarados en ambición, aunado al poder que ejercían… y, en este caso particular de nuestro país Napoleón III con su invencible ejército francés fortalecido con su legión extranjera… apoyando a Maximiliano de Habsburgo…
Es reiterativo decir: ¿Qué nos da la lectura de este libro?, en lo personal, aparte de conocer de la historia de México visto por Víctor Minuta, alguien diferente a nuestra idiosincrasia de los claroscuros de nuestra historia patria… es decir visto desde y por fuera, con otros ojos… y, lo más importante, darnos la oportunidad de conocer también, la historia chilena, su cultura, los intercambios en diferentes campos que se han dado y logrado con nuestro país y, como también sus lenguas… este libro nos acerca a Chile… Gracias Víctor Munita Fritis, por darnos esta oportunidad de retomar nuestra historia patria con su obra México, paisaje de Copiapó, sobretodo, no para verla con los ojos de mexicano, y como comenté ya, sino de un hermano, hijo de un gran país sudamericano llamado Chile y, de Copiapó su lugar de origen.
Huichapan, Hgo., noviembre 26 de 2020. 20.04 hrs.
(1)www.toponimianortechico.com/textos_de_toponimia/Copiap%C3%B3.pdf del Profesor Herman Carvajal Lazo, miembro de la Sociedad Chilena de Lingüística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *