Un cementerio bajo una presa de agua en Sinaloa y la historia de sus antiguos habitantes

La sequía histórica del país ha provocado la baja en los niveles de diversos cuerpos de agua en todo México y más aún luego que se hablará de que el agua será cotizada en la bolsa de valores de Londres y Nueva York. El futuro se ve bastante seco, así como ocurrió en Sinaloa con la sequía que dejó al descubierto un cementerio y la historia de un pueblo.

La sequía, que actualmente azota a gran parte del territorio mexicano, ha generado el desecamiento de diversos cuerpos de agua, comento que, en el caso de Sinaloa, la sequía dejó al descubierto un antiguo cementerio que yacía sumergido bajo las aguas de la presa Gustavo Díaz Ordaz, en el municipio de Bacurato.

La sequía de esta laguna artificial dejó al descubierto un cementerio, cuyo nombre es Terahuito, formaba parte de un pueblo que fue desplazado para la construcción de la presa en la década de 1980, arrasando con el patrimonio de toda una comunidad.

Este 2021, tras la baja histórica de los niveles del agua, consecuencia de la sequía, las tumbas quedaron nuevamente al descubierto. Para la sorpresa de muchos, se conservan e buen estado las lápidas y cruces, por lo cual se piensa que los cuerpos permanecen sepultados.

Evidencian la situación, un paisaje tenebroso casi de ultratumba. En las fotos que se han publicado en las redes sociales luce la tierra cuarteada por la falta de agua, así como las tumbas, que habían permanecido ocultas desde pocas década, desde 1980.

De acuerdo con el Organismo de Cuenca Pacífico Norte de la Comisión Nacional del Agua de México, la presa Gustavo Díaz Ordaz tiene una capacidad de 182.6 millones de metros cúbicos de agua. Sin embargo, actualmente sólo 1,618 metros cúbicos del vital elemento, por lo cual esta posee un 11% de su capacidad.

Ante la situación, la alcaldesa María Beatriz León Rubio, lamentó los niveles de agua en la presa y, aunque reconoció su incapacidad para hacer frente a la situación, pidió a la ciudadanía cuidar el tratamiento del agua, endosando a la gente común y silvestre, al ciudadano de a pie el problema y no a las empresas el uso y cuidado de las aguas, además manifestó tener fe en que los niveles se recuperarán una vez llegada la temporada de lluvias, dejando en manos divinas la recuperación de algo que no es tan cierto según los expertos, pero no se refirió al cementerio y a la historia de la comunidad que fue desplazada.

Revisa en Imagen Noticia la opinión de los deudos y ex habitantes del pueblo:

Fuente principal:

www.mexicodesconocido.com.mx

http://www.imagentv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *